URBANRES 2018

jueves, 23 de julio de 2009

ODYSSEY MARINE EXPLORATION QUIERE LAS 500000 MONEDAS : ODYSSEY MARINE EXPLORATION COMPANY AND THE 500000 COINS : 奥德赛海洋勘探500000要奖金

LA FRAGATA NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES

El navío Nuestra Señora de las Mercedes, fue una fragata perteneciente a la Armada española, que fue botada en el puerto de La Habana en 1786, y que formaba parte del convoy que cubría la ruta comercial entre las colonias de América y España.



HALLAZGO

Los arqueólogos submarinos de la empresa "caza-tesoros" estadounidense Odyssey Marine Exploration, descubrieron el mes de mayo del año 2007, en la zona del Algarve de la costa portuguesa, el pecio de la fragata, cuyas 500.000 monedas de plata y oro, (reales de a ocho y escudos, todos ellos de la época de Carlos IV y acuñados en Lima, Perú en 1803) y demás objetos fueron extraídos y llevados a los Estados Unidos, donde comenzó un litigio entre el Estado español y la empresa norteamericana por los derechos del hallazgo.

BATALLA Y HUNDIMIENTO

El día 5 de octubre de 1804, y pese a que eran tiempos de paz entre las dos naciones, se produce la Batalla del Cabo de Santa María, que tendrá como consecuencia el hundimiento de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, capitaneada por el comandante José Manuel de Goicoa y Labart, y en ese momento acompañada por los navíos Medea, Fama, y Santa Clara, flota al mando del brigadier y político español José de Bustamante y Guerra Corvera de Toranzo, (Cantabria, 1759-1825), debido al enfrentamiento con los navíos de la Armada británica, comandados por el comodoro de la Infatigable, y además Vicealmirante de la Marina Británica, Graham Moore (Glasgow,1764-1843), en la indefatigable, concretamente contra una flotilla formada por cuatro fragatas, siendo el Amphion, con 250 tripulantes a bordo y al mando de Samuel Sutton, el que provocó el hundimiento de la fragata española, en las costas del Algarve, concretamente en el Cabo de Santa María, Faro, en Portugal; el Nuestra señora de las Mercedes había partido de Montevideo el 9 de agosto de 1804, aunque provenía inicialmente del puerto del Callao en Lima, Perú, e iba cargado con oro, plata, telas de vicuña, quina y canela.

En el naufragio de la fragata fallecen 249 marineros, los 51 supervivientes son hechos prisioneros y trasladados a Inglaterra, entre ellos Don Pedro Afán de Rivera, natural de Granada, Teniente de Navío.

Este hecho tuvo como consecuencia el final del acuerdo de paz de Inglaterra y España, y fue el preludio de la Batalla de Trafalgar.



ODYSSEY MARINE EXPLORATION

Odyssey Marine Exploration es una empresa estadounidense sospechosa de expolio con sede en Tampa (Estado de Florida), presidida y cofundada en 1994 por Greg Stemm y dedicada a la explotación de los restos de hundimientos de barcos bien sea vendiendo los hallazgos o comercializando reportajes sobre las operaciones de recuperación de dichos restos. Para realizar su actividad, en cualquier parte del mundo, utiliza recursos de la tecnología más moderna. Entre los descubrimientos de Odyssey figura el punto de naufragio del buque estadounidense SS Republic hundido por un huracán frente a las costas de Georgia en 1865. En 2003 de él se recuperaron más de 50.000 monedas y 14.000 artefactos a 1.700 pies de profundidad que reportaron grandes beneficios a la compañía. Odyssey cotiza en la bolsa de Nueva York desde 2003 (identificándose con el símbolo 'OMEX' del NASDAQ).

En mayo de 2007 los intereses de la empresa Odyssey protagonizaron un fuerte desencuentro con el Gobierno y la sociedad española. Odyssey anunció el 18 de mayo el descubrimiento de un importante tesoro, una vez éste, se encontraba en suelo de los Estados Unidos, a donde fue transportado con un Boeing 757 desde Gibraltar dos días antes. El anuncio propició que por orden del juzgado de La Línea de la Concepción (Cádiz) fueran abordados los buques Ocean Alert (12 de julio de 2007) y el Odyssey Explorer (su buque insignia, con bandera de Bahamas), en octubre de 2007, por las fuerzas de la Guardia Civil del mar.1 El apresamiento del Odyssey Explorer fue cubierto por varios periodistas (británicos, alemanes, estadounidenses y uno español) que se encontraban a bordo del buque a la espera del abordaje. Odyssey ya había desalojado en junio de 2007 el sofisticado robot submarino ROV Zeus de 8 toneladas de peso y capaz de sumergirse a 2500 metros de profundidad.

Otro caso tiene su protagonismo a 12 millas de la costa del Estado de Carolina del Norte, al sur de Virginia. La hipótesis más fiable por ahora es que el barco en el que Odyssey ha encontrado algunos lingotes de plata, oro, esmeraldas y reales de a ocho españoles es El Salvador, un buque mercante perdido en 1750 tras un huracán que azotó las costas de Carolina del Norte. Este hallazgo recibe el nombre codificado de Firefly (luciérnaga).

Finalmente un nuevo caso se situa en la República Dominicana de la mano de la empresa cazatesoros Marine Explorations Inc. Esta vez el objetivo declarado es la carga del galeón español Nuestra Señora de la Concepción que naufragó a causa de un huracán en 1641. Sin embargo, Odyssey en su página web, publicita entre sus proyectos uno llamado Concepción.

En España el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, inaugurado el 26 de noviembre de 2008, será el encargado de recuperar, con los métodos científicos adecuados, los grandes galeones españoles y sus tesoros de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX hundidos mientras hacían la ruta de las Indias. En 1992 se creó el Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña (CASC) cuya misión es proteger, conservar, estudiar y difundir el patrimonio arqueológico sumergido. Para desarrollar sus actividades cuenta con el barco Thetis. Desde 1996 el CASC forma parte del Museo de Arqueología de Cataluña. Andalucía cuenta con el Centro de Arqueología Subacuática (CAS), con sede en Cádiz, dependiente del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

HMS SUSSEX

Entre 1998 y 2001, Odyssey Marine Exploration buscó el HMS Sussex. El barco se hundió en una tormenta en 1694, cuando durante la Guerra de la Gran Alianza transportaba 10 toneladas de monedas de oro para comprar la lealtad del Duque de Saboya, Vittorio Amedeo II, en contra de Francia.

En octubre de 2002, Odissey acordó con el gobierno británico una fórmula para el reparto del posible botín. Odyssey pretendía obtener el 80 por ciento si las ganancias eran de hasta 45 millones, el 50 por ciento de los 45 millones de dólares si eran de 500 millones de dólares o bien el 40 por ciento si las ganancias se situaban por encima de 500 millones de dólares. El gobierno británico obtenía el resto.

La empresa se dispuso a iniciar la excavación en 2003, pero fue retrasado en medio de una serie de denuncias de las organizaciones arqueológicas, entre ellas el Consejo Británico de Arqueología (CBA), el Instituto de Arqueólogos del Reino Unido o Rescate (Rescue), denunciándola como un peligroso precedente para el "saqueo" de naufragios por parte de empresas privadas bajo la égida de la investigación arqueológica. Existe también una moción que fue firmada por 60 parlamentarios británicos que condena la caza del tesoro.

Así cuando Odyssey estaba a punto de comenzar una excavación, fue detenida por las autoridades españolas, en particular por la Junta de Andalucía en enero de 2006. A principios de junio de 2006, Odissey proporcionó aclaraciones sobre todos los puntos al Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de España a través de las oficinas de la embajada del Reino Unido.

En marzo de 2007, el acuerdo entre los dos gobiernos, británico y español, permitió iniciar la excavación mediante la cual se había de comprobar que el naufragio correspondía en efecto al Sussex y no a un galeón español.

Sin embargo en mayo de 2007 la empresa cazatesoros estadounidense anunció algo distinto: el descubrimiento de un gran tesoro con el nombre codificado "cisne negro" (Black Swan Project).

CRITICAS

Además de las críticas generadas en España, donde la empresa estadounidense se enfrenta a la acción de la justicia, cabe destacar las de Pilar Luna subdirectora de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México10 que denunció que Odyssey había presentado al menos dos propuestas para rastrear el golfo de México en busca de navios españoles como Nuestra Señora del Juncal perdida en 1631.

El Gobierno español no duda que detrás del nombre codificado el "cisne negro" se esconde el cargamento de 500.000 monedas compuestas por escudos y reales de a ocho españoles y otros objetos (17 toneladas de oro y plata) del buque Nuestra Señora de las Mercedes hundido en una batalla contra navíos ingleses el 5 de octubre de 1804. En la actualidad el litigio por la propiedad del cargamento iniciado el 29 de mayo de 2007 está abierto. James Goold es el abogado del Estado Español. El 4 de mayo del 2009 sin embargo el juez Mark Pizzo del Tribunal del Distrito de Tampa dictaminó que Odyssey debía devolver el tesoro a España.

Por otra parte el acuerdo británico por el reparto del cargamento del Sussex con Odyssey y las propias actividades de la empresa han sido fuertemente criticadas por organizaciones como el Consejo Británico de Arqueología (CBA), el Instituto de Arqueólogos del Reino Unido y Rescue calificándose como "saqueo" de naufragios por parte de empresas privadas bajo el pretexto de una supuesta investigación arqueológica.

Las críticas también se han extendido a Estados Unidos a raiz de los documentales de Odyssey en Discovery Channel por parte de la revista Archaeology, del Archaeological Institute of America



THE BLACK SWAN PROJECT

Black Swan Project o proyecto del Cisne Negro es el nombre dado por la empresa Odyssey Marine Exploration al descubrimiento y extracción de 500.000 monedas de oro y plata, entre otros objetos, procedentes de un naufragio. Inicialmente Odissey había alegado que lo que buscaba era el pecio del Sussex, un barco de bandera británica hundido en febrero de 1694. Sin embargo, tras el flete por avión (un Boeing 757) de tal cantidad de metales preciosos desde Gibraltar, cambió la versión de los hechos, afirmando que estas riquezas provenían de un barco británico, el Merchant Royal, que se hundió a 40 millas de la costa de Cornualles (Reino Unido), en 1641.

La empresa no ha publicado la ubicación del naufragio, aunque destacó que está en aguas internacionales en el Atlántico Norte hecho que ha sido puesto en evidencia por el gobierno de España.

El valor de las monedas recuperadas, aún sin confirmar, pero sobre la base de una evaluación preliminar de un posible precio de venta promedio de $ 1000 por moneda, arroja un valor de 395 millones de euros (500 millones de dólares o 253 millones de libras esterlinas). El valor numismático se basa en el excelente estado de las monedas y en su escasez relativa, y no en su valor como metal. Sin embargo, diferentes expertos han ofrecido valoraciones muy diferentes y la introducción de tantas monedas en el mercado podría devaluar su valor para los coleccionistas.
La recuperación del tesoro se hizo pública el 18 de mayo de 2007 cuando la compañía ya había trasladado, dos días antes, 17 toneladas de monedas, la mayoría de plata, desde Gibraltar a una ubicación segura de dirección desconocida en Florida (EE. UU.). La compañía ha obstaculizado la identificación de la monedas pero el 21 de septiembre de 2007 se desveló que Odyssey había declarado a las autoridades aduaneras de Gibraltar que se trataba de escudos y reales de a ocho españoles, acuñados en Lima.

Odyssey Marine declaró, el 21 de mayo de 2008 que la mayoría de las monedas recuperadas del tesoro se cree que son de un único naufragio, pero es probable que haya artefactos de otros pecios. La postura de Odyssey en noviembre de 2008 es la de que "no hay evidencias concluyentes que verifiquen la identidad del barco". Elementos identificativos como los cañones se asevera no han sido extraídos. Asimismo existe un almacén en Gibraltar donde la empresa guarda un número de objetos indeterminado.

También se consideró que el buque podría ser el mismo para el que Odyssey había solicitado a un tribunal federal para obtener el derecho de salvamento, que se encuentra frente a la costa suroeste del Reino Unido, dentro de un radio de cinco millas.4 Se especuló que podría ser el naufragio del buque mercante inglés Merchant Royal, que se hundió el 23 de septiembre de 1641 cuando regresaba a Londres. El barco se hundió debido al mal tiempo, cuando las bombas no estar al día con las filtraciones de agua a través de las planchas del casco. Más de la mitad de la tripulación, incluidos el capitán, John Limbrey, fueron capaces de abandonar el buque y fueron rescatados por un buque-hermano, el Dover Merchant, que lo acompañaba de Cádiz a Londres. Los supervivientes proporcionaron una descripción detallada de la carga perdida. En 1641 se describe como "300.000 libras de plata, 100.000 libras de oro, y otras tantas en joyas", así como una ubicación general cerca de las islas Sorlingas, a unas "21 leguas" (alrededor de 35 a 40 millas) de Lands End (Cornualles).

El Merchant Royal (700 toneladas, construido en 1627) había sido en un comercio de 3 años viaje en el Caribe, y pidió en Cádiz en el viaje, ya que gotean. Si bien en Cádiz, el gobierno español dispuso que el Inglés buque para transportar una gran nómina de monedas de plata como la nómina para el ejército español en Flandes actúa entonces (durante la guerra de los ochenta años). La pérdida de la Merchant Royal, tan cerca de casa, de inmediato causó sensación en Inglaterra, donde muchos prominentes hombres, incluido el rey Carlos I de España, fueron los inversores en el buque. La enorme carga de barco en el Caribe y el tesoro de plata español acumulado hizo una leyenda en la tradición de inglesa del mar y el naufragio del Merchant Royal fue denominado el El Dorado del Mar. Numerosos esfuerzos de búsqueda fueron montados hacia finales del siglo XX en las Islas Sorlingas en busca del lugar del hundimiento. En 2005, el cofundador de Odyssey Marine, Greg Stemm, admitió al experto británico en naufragios, Richard Larn, que su empresa estaba interesa en la búsqueda del Merchant Royal. Odyssey Marine mediante sonares rastreó ampliamente la zona en 2005 y 2006.

Las monedas descubiertas por Odyssey en 2007 son de la segunda mitad del siglo XVIII, demasiado tarde para ser del Merchant Royal.


INVESTIGACION DEL HALLAZGO

Nick Bruyer, experto de monedas raras contratado por Odyssey, que examinó una muestra de 6.000 monedas del naufragio, dijo sobre el descubrimiento: "De la época colonial, creo que [lo encontrado] no tiene precedentes ... No conozco nada comparable a esto". También se cree que la totalidad de la monedas o muchas de ellas son incirculadas. Odyssey ha dicho que espera que el naufragio se convierta en "uno de los más famosos de la historia". Entre todo lo recuperado predominan las monedas de plata, con algunas monedas de oro y lingotes de cobre, lo que sugiere firmemente que procede de un barco de la época colonial española y que se hundió mientras las transportaba, recién acuñadas, de América del Sur a España.
En mayo de 2007, el gobierno español tomó acciones legales contra la empresa de salvamento, ya que había sospechas que los buscadores de tesoros habrían dañado yacimientos arqueológicos y que los artefactos recuperados por Odyssey Marine proceden de un buque español que podría ser, incluso, Nuestra Señora de las Mercedes, una fragata de guerra española (que goza de inmunidad soberana) de 36 cañones que se hundió frente a las costas portuguesas en ruta desde Montevideo a Cádiz. La Mercedes con más de 250 españoles -marinos y civiles- a bordo, fue hundida por la marina británica, en octubre de 1804.

En enero de 2008,5 un Tribunal Federal de EE.UU., en Tampa, ordenó a Odyssey Marine revelar detalles del naufragio al gobierno español y a volver a la corte en marzo.6 Durante los procedimientos, Odyssey Marine señaló que su tesoro del Cisne Negro se recuperó en el Atlántico a unos 180 millas al oeste de Portugal (aunque en una primera versión habló de 100 millas). Esta ubicación excluye al Merchant Royal (que se hundió mucho más al norte en el Atlántico), al HMS Sussex (que se hundió en el estrecho de Gibraltar) y, para algunos, incluso a la fragata Mercedes (que se hundió aproximadamente a 30 millas náuticas frente a la costa portuguesa) si bien esos mismos apuntan a los navios españoles Real Carlos y San Hermenegildo7 hundidos en julio de 1801. Sin embargo, en enero de 2009, el gobierno de España presentó ante los tribunales más información respecto a la identificación de la fragata Mercedes.

CONTROVERSIA

Las monedas recuperadas en el Atlántico, de 18 de mayo no pueden proceder del HMS Sussex, pues se sabe que se hundió en aguas españolas en el interior del estrecho de Gibraltar. El acuerdo de exploración alcanzado en enero de 2007 entre Odyssey Marine y el Gobierno regional exigía la presencia de observadores oficiales, aprobados por la Junta de Andalucía, sin que se autorizara ninguna extracción.

El 12 de julio de 2007, el buque Ocean Alert perteneciente a Odyssey Marine fue aprehendido por orden judicial fuera de Punta Europa (Gibraltar) por la Guardia Civil del mar y enviado a Algeciras para su inspección. Siete horas después de la detención del Ocen Alert, las autoridades españolas decidieron devolver los pasaportes y documentos oficiales a algunos miembros de la tripulación.

El 16 de octubre de 2007, España de nuevo incautó otra embarcación, el "Odyssey Explorer", buque insignia de la compañía, ya que navegó fuera del territorio del puerto británico de Gibraltar. El capitán del Odyssey Explorer, Vorus Sterling, afirmó que había sido en aguas internacionales, pero se vio obligado a atracar en Algeciras. Una vez en puerto, Vorus fue finalmente detenido por desobediencia después de negarse a facilitar la inspección de la nave con bandera del estado de la Commonwealth de las Bahamas. Al día siguiente, miércoles, fue puesto en libertad. El apresamiento del Odyssey Explorer fue cubierto por varios periodistas (británicos, alemanes, estadounidenses y uno español) que se encontraban a bordo del buque a la espera del abordaje. Odyssey ya había desalojado en junio de 2007 el sofisticado robot submarino ROV Zeus.

El Reino Unido alegó que el incidente tuvo lugar en aguas internacionales y, por consiguiente, lo considera ilegal. Sin embargo, España reiteró su reivindicación sobre las aguas afirmando nuevamente que no reconoce las aguas de Gibraltar, salvo en el puerto de Gibraltar, y que todas las aguas a 12 millas de sus costas se consideran aguas españolas.

Odyssey se enfrenta en España con un posible "delito contra el patrimonio histórico español" y de "contrabando". En la actualidad el litigio sobre la propiedad del cargamento extraído está abierto. Se inició el 29 de mayo de 2007 en un tribunal federal de Tampa. James Goold es el abogado del Estado Español en EE.UU. El 4 de mayo del 2009 sin embargo el juez Mark Pizzo del Tribunal del Distrito de Tampa dictaminó que Odyssey debía devolver el tesoro a España.

Las actividades pasadas de Odyssey Marine Exploration han sido objeto de controversia y fuertemente criticadas por organizaciones como la Unesco, el Consejo Británico de Arqueología (CBA), el Instituto de Arqueólogos del Reino Unido y Rescue calificándose como "saqueo" de naufragios por parte de empresas privadas bajo la égida de la investigación arqueológica también una moción que fue firmada por más de 60 miembros del Parlamento Británico condenando el salvamento del HMS Sussex en busca del tesoro.

Las críticas también se han extendido a Estados Unidos a raiz de los documentales de Odyssey, emitidos en enero de 2009 en Discovery Channel, por parte de la revista Archaeology, del Archaeological Institute of America.17




TODA LA INFORMACION A UN CLICK EN
ALL NEWS IN ONE CLICK IN


PARA SEGUIR LOS MERCADOS MUNDIALES CLICL EN
TO FOLLOW THE WORLD MARKETS CLICK IN





URBANRES



3 COMENTARIOS:

Anónimo dijo...

actualmente se lo dan a los españoles , como va el juicio?

Urbanres dijo...

Lo investigaremos y si lo encuentras tu antes lo puedes poner aqui

Unknown dijo...

Necesitas un préstamo? rápido y usted no tiene que tener que ir? o si tiene
ha sido rechazada por su banco.
Ofrecemos todo tipo de préstamos al 2%, por favor contacte con nosotros en Bishopanointedloanfirm@hotmail.com
y complete los datos a continuación gracias

SOLICITUD DE PRÉSTAMO.

* Nombre del aplicante: _____
* Dirección: ___________
* Ciudad: ___________
* País: ___________
* Sexo: ___________
* Estátus marital:___________
* Ocupación: ___________
* Ingreso mensual: ___________
* Tel: ___________
* Móvil :: ___________
* Propósito del préstamo: __________
* Monto del préstamo necesario: _______
* Duración: _________
* ¿Ha solicitado anteriormente: ______

Publicar un comentario

GRACIAS POR SEGUIR ACOMPAÑANDONOS : ESPERAMOS TU OPINION

NO TE VAYAS TODAVIA, AUN HAY MAS

ARRIBA