URBANRES 2018

martes, 30 de septiembre de 2008

HISTORIA DE LAS CRISIS FINANCIERAS : HISTORY OF THE FINANCIAL CRISIS : 历史上的金融危机:


INTRODUCCION A LAS CRISIS FINANCIERAS


Comenzamos este blog, si os acordáis, encomendados al nuevo código técnico de la urbanización, descubriendo que la urbanización es el resultado de urbanizar, pero urbanizar se refiere a mucho más que dar paso al echo edificatorio. Nos hemos dado cuenta tras el transcurso de este ultimo añó, de la importancia de preveer el futuro, y provisionar el crecimiento , hemos dejado el urbanismo por el salvese quien pueda, el arte de urbanizar se pervertió y se presto al arte de especular, y todo esto se ha unido a la actual crisis financiera que tan intimamente se encuentra ligada a la supuesta crisis inmobiliaria.




Bien, volveremos a recuperar nuestro oficio, sin duda, pero no sin recordar lo que esta sucediendo y sucedió en el pasado, como la mejor forma de preveer el futuro, por que lo que no cabe duda, es que todos seguimos en esta nave tierra, y ultimamente unos mucho mejor que otros, habiendose convertido el mucho en demasiado, y ultimamente el demasiado en nada. Quizás llego la hora de compartir un poco más y de buscar el punto medio, por que realmente es seguro que ninguno de nosotros sepamos donde se encuentra la verdadera riqueza.

En fin solo quería aportar a la transferencia del conocimiento, y solo transcribo la historia, desde el punto de vista de donde la he encontrado, como un mero escribiente y observador del echo de la urbanización.





QUIEBRA DE LA BOLSA DE VIENA : AÑO 1873

La quiebra de la Bolsa de Viena en 1873 viene a ser un hito dentro de las finanzas internacionales, porque desde ahí empezó el ascenso de Alemania con el Canciller de Hierro, Bismarck y el Káiser I.







Como antecedente tenemos las Guerras Napoleónicas que iniciaron el desplome de los antiguos imperios europeos debido al genio militar y estratégico de Napoleón el Grande, que sin embargo, tuvo un gran error geopolítico, la venta de la Luisiana en 1803, que permitió a los Estados Unidos hacerse de un gran territorio en base a operaciones financieras en la Bolsa de Nueva York, creada en 1798, mediante los “bonos de guerra” financiarían posteriormente la guerra contra México, mientras nuestro país carecía y todavía carece de una Bolsa Mexicana, la actual se perdió a manos de los neoliberales, que entregaron a la Banca Internacional, no solo el 90% de los bancos, sino los Fondos de Pensiones, es decir el ahorro de los trabajadores, y los mercados de financiamiento bursátil, la Bolsa a los grandes intereses trasnacionales, por dar un botón de muestra, las 30 megacorporaciones que componen el Índice Bursátil mas famoso, el Dow Jones, se apalancan en México con nuestras AFORES, y también lo hacen en Chicago en CBOT y en Nueva York, con el Índice QQQ de la Bolsa Tecnológica, la NASDAQ; pero regresando el tiempo, EUA financió y todavía lo hace de manera mas sofisticada, sus guerras imperiales mediante instrumentos de Bolsa, mientras México se defendía mediante financiamiento de la Iglesia, es decir Usura. Obvio, México perdió, al igual que Rusia lo hizo con el Oregón y Alaska y después lo haría España cediendo, Florida, Cuba, Puerto Rico y las Filipinas.

Es importante mencionar que en 1789 inicia la Revolución Francesa e inmediatamente el 25 de octubre quiebra la Bolsa de Hamburgo y por lo tanto inician los problemas militares entre Polonia, Rusia y Alemania. Napoleón sube al poder en 1800 e inmediatamente haría añicos el imperio Austro-húngaro, en la batalla de Marengo. Al morir en 1821, en la isla de Elba, posiblemente envenenado por los ingleses Francia entra en crisis sociales que se crispan con el Manifiesto Comunista de 1848 e inicia la II Revolución Francesa del 24 de Febrero al 11 de diciembre de 1851, sin embargo da paso al II Imperio Napoleónico, con Napoleón III, el Pequeño como diría Marx en su obra el 18 Brumario de Luís Napoleón Bonaparte que duró de 1851 a 1870, para ese entonces se consolidaba la Banca Rotschild, fundadora de la Secta Los Illuminatis (actualmente el grupo financiero que tiene el control mundial con las familias Warburg, Rockefeller, Baruch, Ginzberg, Rhodes, Morgan, y Rotschild), que financiaría la Guerra de Secesión de los Estados Unidos (1861-65) y la Invasión Francesa contra México (1864-67). Los alemanes, inspirados en Friedrich List, fueron proteccionistas en contra del discurso librecambista ingles y frances dominante en el siglo XIX. El punto de disputa radicaba en la estrategia económica que pudiera sacar a Alemania de su estado de subdesarrollo industrial. List (1789-1846), un economista alemán que centró su atención en la superación del "subdesarrollo" de su país, sintetizó su pensamiento en un libro publicado en 1841. "Retraso" y "dependencia" de Alemania respecto a Gran Bretaña son las preocupaciones implícitas en dicho trabajo; una situación que fue superada gracias a una serie de acciones inspiradas en una serie de reflexiones y propuestas de política elaboradas por List, las cuales fueron "aplicadas casi al pie de la letra", en List se puede ver "el inventor de la 'economía institucional', y en cierta forma del llamado Estado Benefactor, (ya que Bismark introdujo una serie de medidas como el seguro médico en 1883, el seguro contra accidentes en 1884, el seguro de invalidez y el seguro de retiro en 1889, todos ellos vigentes y actualizados en la Alemania de hoy día), una suerte de relatividad económica que renuncia a la pretensión de que exista algo así como un modelo de economía de mercado universalmente válido, independiente del tiempo y de la historia".

Entre 1815 y 1848 se propaga la idea de unidad política nacional, se inician las medidas de unión económica, entonces se establece la confederación germánica, con 38 estados y su capital Frankfurt. Austria predomina sobre el resto de los estados de esta congregación. Con el avance y el desarrollo de la evolución industrial Prusia impulsa la creación de una Unión Aduanera (Zollverein) creando una zona de libre comercio en torno a Prusia que va englobando a todos los estados alemanes excepto Austria. En Alemania surge el ideal del nacionalismo, pero ahora de un modo diferente al de la revolución comunista de 1848, ahora no solo la burguesía liberal apoya al nacionalismo, sino que también le favorece a la Prusia autoritaria y militarista de Biskmark, el creador de la Real Politik , además de los proletarios prusianos y la burguesía conservadora industrial. La unificación alemana en torno a las siguientes bases: -Un reino militarista, Prusia. -Una dinastía expansionista, los Hohenzollern; -Unas clases sociales, los nobles (Junkers) y la burguesía conservadora. Las Teorías Económicas de List desembocaron en el Gran Imperio Alemán de 1870 a 1918, con las anexiones de Hannover y Oldenburg, además proponía un Banco Central que posteriormente sería el actual Banco Central Europeo (BCE) que esta localizado en Frankfurt. Bismark pretendía realizar la unificación alemana en torno a Prusia y excluyendo a Austria. La guerra contra Austria: Las tensiones entre estos países se van acentuando, por la administración de los dos ducados y por la reforma de la confederación germánica. Antes de actuar contra Austria Bismark se gana la neutralidad de Napoleón III, estalla la guerra entre Prusia y Austria, y vence Prusia en la batalla de Sadowa. Prusia se anexiona cuatro grandes estados: Sajonia, Frankfurt, Hannover y Hessen, y se disuelve la confederación germánica, quedando Austria excluida del estado alemana. Por otro lado Bismark consiguió que los estados del Sur entrasen en el Zollverein, poniendo sus ejércitos en el mando de Prusia. Se constituye la confederación de Alemania del Norte, que son 23 estados con estructura federal, el rey Guillermo I, un canciller, Bismark, una cámara con personajes elegidos por sufragio universal y con poderes limitados, y por último la capital en Berlín, con un sistema político conservador. Austria formaba junto a Hungría el Imperio Austro-Húngaro que tenia bajo su control partes importantes de Polonia, Ucrania, Hungría, Rumania, Italia, y Yugoslavia. Todo ello configuró la Quiebra de la Bolsa de Viena.


VIERNES NEGRO : AÑO 1869



Pero antes en Nueva York, ya teníamos un Pánico Bursátil, el 24 de septiembre de 1869, el llamado Viernes Negro, "Black Friday" hubo una fuerte especulación del oro que se cotizaba entre 160 y 162 dólares la onza troy, los financieros Jay Gould y James Fisk que iba a llegar a $200 por onza ; sin embargo el Tesorero George Boutwell viendo la jugada especulativa decide vender oro para estabilizar el Mercado y vendió $4 millones de oro y los intercambió por bonos del gobierno, el oro se devaluó 62% y se cayó a 133 USD, la bolsa cayó 20% (una quiebra es aquella que supera el 5%) y los commodities agrícolas cayeron 50% . Para Septiembre 18 de 1873 y como efecto de la Quiebra de Viena de nuevo se inició el Pánico en la empresa Jay Cooke and Co., una de las Casas de Bolsa mas poderosas dedicada a financiar la “Guerra Civil” esta empresa manejaba fondos del Gobierno y los invertía en minas de carbón, ferrocarriles, aseguranzas y era la base central del camino al oeste de los Estados Unidos con la empresa Northern Pacific Company inmediatamente quebró llevándose a 37 grandes bancos a la quiebra. Para el día 20 el pánico no cedía y por lo tanto el Gobierno intervenía emitiendo 26 millones de dólares en moneda y 382 millones en compra de títulos del Gobierno, al final esa crisis duró una década, en Chicago afectó el mercado vacuno y la expansión urbana de la ciudad que se había visto afectada por el gran incendio de 1871, la llamada crisis inmobiliaria <> de Erie y del Ferrocarril Union Pacific (ahora de Dick Cheney y su operador de lujo, Ernesto Zedillo quien le entregó los FFCCNN de México a esa empresa). Este incendio del 8 de octubre destruyó 17,450 de las 60,000 casas de la Ciudad de los Vientos, trajo un retraso en el desarrollo urbano que solo se aceleró cuando el gobierno de la ciudad invirtió 40 millones de dólares en reorganizar la ciudad, que en ese entonces tenia a 5 millas del centro, una población de 8,000 y que se disparó en unos años a 60,000 habitantes, y 1 150,000 en 1875, debido a la emigración alemana, los precios subieron de 500 USD el acre a 10,000 USD , en la zona de Hyde Park paso de $100 a $15,000 el acre. Esa emigración alemana también trajo trabajadores combativos y de ahí nació el grupo mas duro en defensa de la clase laboral, el episodio más famoso de esta lucha fue el funesto incidente del 4 de mayo de 1886 en la Plaza Haymarket de Chicago, durante un acto de repudio a una brutal represión ocurrida el día anterior contra unos huelguistas, durante la cual habían sido asesinados 8 obreros, cerca del final del acto ingresó a la plaza un escuadrón policial. Una bomba fue arrojada y al explotar mató a un policía e hirió a otros. De inmediato la respuesta policial dejo un saldo de unos 40 manifestantes muertos y decenas de heridos. No satisfecho con eso el gobierno de Illinois acusó a varios dirigentes obreros por esos hechos, el 21 de junio de 1886, ocho líderes laborales (Parsons, Spies, Fielden, Schwab, Fischer, Lingg, Engle y Nebee) fueron acusados de subversión , juzgados sumariamente y cinco condenados a muerte. Fueron ahorcados (menos uno que apareció sospechosamente muerto en su celda) a pesar del reclamo y oposición mundial se les los mártires de Chicago.





Mientras en Viena eran los tiempos de Gustav Mahler (1860-1911), una música melancólica, recordando la grandeza austriaca que se derrumbaba con los Hapsburgo, por ello el crecimiento de Sigmund Freud y su psicoanálisis, {esa escuela de Coco wash fue traída a la UNAM por el padre del anterior Rector Juan Ramon de la Fuente}. La crisis de Viena- Viennese Krach- afectó a la Bolsa de Londres que desplomó su tasa de interés a un -24% y afectaría al Banco Baring y sus repercusiones a Buenos Aires, Melbourne, Turín, Nueva York, Chicago, Berlín, Frankfurt y Johanesburgo y el abandono de la plata como moneda en circulación “corso forzoso” en Italia. La Gran Depresión Económica de Austria que fragmentaria el Imperio en dos, Austria en crisis y Hungría en Boom. Los errores monetarios de Alemania que pusieron en circulación las monedas de oro austriacas con monedas de plata, es decir emitieron el oro sin retirar las de plata, llamados thalers al adoptar el Patrón Oro aumentaron los marcos de 254 millones a 762 millones, aumentaron exageradamente la oferta monetaria (Money Supply-MS) y la desalineación del tipo de cambio alemán que se complicó con una relajación de las reglas bancarias, el causante de ese enrome error fue la opinión del Maklerbank. Vendría luego el Wunderharvest o sea la venta de deuda alemana a los inversionistas austriacos que querían impulsar el desarrollo de los ferrocarriles, la industria del acero, los Baubanken o bancos dedicados a la construcción y la industria naviera y el desastre financiero del Canal de Suez, que iniciaría las guerras de Medio Oriente, de Egipto contra Grecia. El Periodo de 1871 a 1873 es llamado Gründerzeit y es el periodo en que se empieza a fundar el Reichbank o Banco Central Alemán que se consolida hasta 1875, copiando el modelo austriaco del Reichgründungszeit que empezó a financiar con crédito publico empresas financieras que llegaron a 1,005, incluidos 175 bancos y 265 empresas industriales en Prusia con un capital inicial de 1,200 millones de marcos, esas eran las ideas de F. List. Sin embargo la Weltaustellung o Feria Mundial para conmemorar el 25º aniversario del ascenso de Francisco José al trono del Imperio Austro-húngaro, terminó en una borrachera de gastos superfluos que llevó a la quiebra, el Creditanstalt se dedicó a prestar sin ton ni son, pensando que miles de europeos vendrían a invertir en el mercado especulativo de tierras, negocios, y fantasías imperiales, la cruda fue brutal. {México tuvo en 1968 esa misma estrategia que terminó en un baño de sangre, China probablemente desate una euforia en este 2008, que va a concluir en una crisis global muy peligrosa}. La guerra contra Francia: Después de la victoria de Prusia sobre Austria, Napoleón se muestra inquieto, Bismark piensa que una guerra contra Francia alejará a los franceses de los estados alemanes del Sur, y así estos podrían sumarse a la unión alemana, el conflicto se presenta cuando Francia pretende que los Hohenzollern renuncien al trono vacante en España. Prusia en principio acepta, pero cuando el embajador francés envía el telegrama, Bismark lo intercepta y le cambia por completo el contenido haciéndolo público. Francia lo considera un ultraja y declara la guerra a Prusia esta dispone de un magnífico ejército bien organizado y cuenta a demás con el apoyo de los estados alemanes del Sur y de Italia. Entonces Prusia vence a los franceses en la batalla de Sedán y se queda con los territorios carboníferos de Alsacia y Lorena. En 1871 los Thier rentes o sean los bonos emitidos, {5,000 millones de francos franceses}, por Francia para indemnizar a Alemania fue un éxito que contuvo la crisis financiera y se proclamó el Imperio Alemán con Guillermo I, Bismak como canciller, una nueva constitución en la que se reconoce la unión federal de todos los estados alemanes, tras este proceso quedó establecida la hegemonía alemana sobre el continente europeo. Cuando Alemania pierde la Primera Guerra Mundial, Alsacia y Lorena formaron una efímera republica que fue inmediatamente absorbida luego por Francia y actualmente bajo control belga. Pero la crisis austriaca no cedía e inmediatamente contagió a Prusia (Alemania Oriental), la especulación se desató en los sectores inmobiliarios, comerciales e industriales y empezaron los escándalos financieros como el de Strousberg y el del Deschauer Bank, con prestamos fantasmas y créditos cruzados, al estilo FOBAPROA de México {apoyado por Felipe Calderón como negociador principal del PAN, y que le mereció como premio por estafar a millones de mexicanos, sus “estudios” en Harvard en la parte “patito” de esa prestigiada universidad, es decir la JFK Government School, apoyado en sus “estudios” por los gángsteres financieros de Juan Enríquez Cabot, Antonio Madero Bracho, Alfredo Elías Ayoub, MMH y Carlos Salinas y la bendición de Baby Bush (a) Dubya}.Los alemanes no entendieron que David Hume ( 1752) , el gran economista ingles planteaba que cuando se incrementa la circulación de monedas de oro y de plata, aumenta la inflación y baja la competitividad externa, así ellos aumentaron la circulación a 250 millones de marcos-oro (aumento de 300%) entre 1870 y 1873 y la inflación se desató, la moneda se devaluó rápidamente en cuestión de meses, creando insolvencia de los bancos en Austria, Alemania y los Estados Unidos. Para 1890 -1896 la crisis del oro afectaba a todos los países productores de oro, y luego a los mercados de la plata, México tenia ya su primera gran crisis monetaria, que hizo renunciar a Matías Romero y el ascenso de Limantour. El Bodenkreditanstalt entraba en crisis de pagos, al igual que todos los bancos comerciales alemanes. Se abandona el bimetalismo (oro-plata) y se empieza el Patrón oro. Los alemanes empujados por Bismarck abandonan las teorías liberales de Adam Smith y se refugian en el proteccionismo de Frederick List y empieza la ola anti-semita pues consideraban que los judíos que manejaban los bancos están siendo los únicos beneficiarios de la gran depresión económica que sufría Alemania y Austria.






En esos años hay una gran emigración alemana a los Estados Unidos, principalmente hacia Nueva York y Chicago y luego se desplaza hacia Texas (San Antonio). Muchas inversiones alemanas se orientaron hacia los mercados inmobiliarios, ganaderos y navieros, estimándose en 2,500 millones de dólares que entraron con esa emigración y negociándose por la vía de las Casas de Bolsa como Drexels, Morgans, Rothschilds,

Bleichröder, Budge, Schill & Co. de Frankfurt. Esas poblaciones serían claves para entender los casos del Telegrama Zimmerman que propugnaba la Guerra entre México y los Estados Unidos en 1916, bajo la segunda era del Káiser Guillermo II, Carranza y Woodrow Wilson; y la segunda época, la era Nazi en las relaciones entre Franklin Roosevelt, Joseph Kennedy, Prescott Bush y Lázaro Cárdenas {dicen ciertas fuentes dedicadas al estudio nazi en México, que la súper bella espía nazi, Hilda Kruger, tuvo su descendencia en la persona de Christian Martell, la bella esposa de Miguel Alemán}.
(ver Charles Kindleberger, Economía Internacional, McGraw-Hill, 1986, cap. 14; 1989, cap. 10, o bien Kindleberger and J.-P. Laffargue, eds, Financial Crises: Theory, History and Policy , Cambridge University Press, Kindleberger; Charles P. (1986), The World in Depression, 1929-39 , revised edn, Berkeley: University of California Press; Kindleberger, Charles P. (1989), Manias, Panics and Crashes: A History of Financial Crises , revised edn, New York: Basic Books).


INCIDENCIA DE LAS CRISIS FINANCIERA EN LAS GUERRAS

Acabada la Primera Guerra Mundial se hizo realidad la disgregación de un Estado que venía cuajando y madurando con el apoyo y con la amenaza de las minorías nacionales. Eso justifica la tesis usualmente admitida de que el Gobierno de Austria-Hungría quisiera la guerra y viera en ella, y más aún en la victoria, "ex ante" casi segura, la reafirmación del Estado y el fin de cualquier amago disgregador.

La derrota, sin embargo, alentó el movimiento de las nacionalidades, y la protesta de las minorías fue, a partir del principio de la "libre determinación de los pueblos", más fuerte y eficaz que cualquier otra consideración política o estratégica. Así hicieron saltar, según Renouvin, "el marco de la monarquía", para entrar en su proceso de liquidación; proceso de difícil solvencia, pese a las tesis de la autodeterminación y del plebiscito como instrumento de la misma.

Con la minoría alemana pudo formarse el nuevo "Estado austriaco"; un Estado ciertamente pequeño, de 84.000 kilómetros cuadrados, poblado por seis millones y medio de habitantes muy desigualmente repartidos y con grandes dificultades para el abastecimiento.

Pero lo peor para Europa no era esto, sino la fragmentación territorial y sus consecuencias económicas y políticas, junto con el peligro de una incorporación de Austria al Reich alemán, pese a la prohibición contenida en los tratados de Versalles y Saint Germain.

El fundamental y más profundo y difícil problema fue la preocupación por el Anschluss. Nacerá desde el primer momento, se recrudecerá ante la formación de la Pequeña Entente, y se mantendrá encendida, pese a las negativas italiana y francesa, cuando, a partir de 1926, el presidente de la República austriaca, su Gobierno y la misma opinión pública la estimen vital para el mantenimiento y perfección de su independencia.

La trascendencia del colapso económico consecuente con la guerra, la reducción del Estado a un territorio pequeño y la concentración de habitantes en Viena -unos dos millones- hicieron de esta ciudad el centro de una penuria total.

La gran ciudad quedaba aislada en el extremo oriental del territorio; y, aunque continuaba siendo, aparte de cabeza de la nueva República, la capital de la Banca de Europa Central y de los Balcanes, comenzó a sufrir las consecuencias de un proteccionismo económico atroz: se vio casi yugulada con el nacimiento de las barreras aduaneras de magiares, checos y polacos, que trataban de proteger sus propias industrias.

En Viena, pues, el principal de los nueve Länder de la nueva República federal y socialista, se concentraban industria y pobreza, y entre ambas actuaban el Partido Socialista, por una parte, que controlaba el municipio vienés y optaba por una política social abierta a las necesidades obreras, y el partido socialcristiano por otra, apoyado en los pequeños comerciantes y en el amplio estrato del campesinado predominante en los restantes ocho Länder.

En medio de todo, y como base y espoleta a la vez, actuaba la indignación del nacionalismo germano por la prohibición aliada a una integración alemana total, al Anschluss, y por la también funesta degradación de otros muchos alemanes de Europa central reducidos a simples minorías dentro de otros Estados, básicamente en Checoslovaquia, Hungría, Yugoslavia y, algo menos, en Polonia.

Todo este complejo, turbio y no siempre bien entendido ambiente de derrota, bancarrota, dependencia, disconformidad y sentimiento nacional herido, predominante en las ciudades austriacas y en el mundo universitario, se mantuvo más o menos larvado, aflorando al hilo de acontecimientos no siempre concordes con su importancia.

Un atentado, cometido en 1924, obligó a monseñor Seipel a presentar su dimisión. Dio paso a un Ministerio presidido por Ramek, de igual carácter que el anterior, que logró completar la Constitución de 1920 con un mayor apoyo de los socialdemócratas y con el ofrecimiento de mayores facultades a las provincias.

De inmediato pareció otearse una mejora económica; pero la quiebra del Banco Central de las Cajas de Ahorros alemanas, evitada al final y a duras penas por el Ministerio de Finanzas, arrojó sombras sobre el partido socialcristiano, y dio motivos para la continuación de una lucha interna ya endémica entre socialistas, pangermanos y católicos. Algo parecido ocurrió al Banco de Ahorros Postal; y dio lugar en 1926 a la caída del Gobierno y a la vuelta a la presidencia del Consejo de monseñor Seipel.

Las elecciones de abril de 1927 permitieron un incremento del voto socialista; pero los católicos continuaron teniendo mayoría. Esto provocó, quizá como respuesta a los disturbios derechistas del mes de enero, una fuerte agitación socialista que culminó en la revolución vienesa del día 15 de julio, promovida por las fuerzas obreras, pero secundada e inflamada por perturbadores, según el sentir de la prensa, que atacaron e hicieron retroceder a la policía, e incendiaron el Palacio de Justicia y muy especialmente los archivos y registros de la propiedad.





Pese a la resistencia del burgomaestre de Viena al empleo de la fuerza, el prefecto de policía de la
ciudad, Schober -que ya había actuado en el crítico ministerio de 1921-, armó a los agentes con ametralladoras, y restableció el orden con el saldo de 85 personas muertas y más de 800 heridas.

Aunque esto trajo la declaración de huelga general por parte de los socialdemócratas, el Gobierno pudo mantenerse fuerte gracias al apoyo de la opinión pública, que vivía indignada por los abusos callejeros.

A pesar de la ayuda internacional, de la preocupación de la Sociedad de Naciones por colaborar a la reafirmación de la libertad en la nueva República y de la acción enérgica de los Gobiernos (y de monseñor Seipel sobre todo), las luchas de partidos impedían todo progreso serio en la consolidación del país.

A los ya conocidos y señalados conflictos se unió la actitud combativa de los grupos fascistas, las heimwehren (Defensas de la Patria), que estuvieron a punto de provocar otro choque armado en otoño, evitado gracias a la presencia de tropas del Ejército. El año 1928 fue especialmente grave en esta lucha por la consolidación de la República, tan unida a la búsqueda de una solución alemana conjunta. En febrero los diputados católicos del Tirol austriaco pretendieron luchar contra la conducta antialemana del Gobierno italiano en el Norte del Tirol, perteneciente a Italia.
Aquí había sido suprimida toda libertad de prensa y se impedía el uso de la lengua alemana. Aunque la postura del Gobierno de monseñor Seipel fue descrita al manifestar que nada podía hacerse, el Gobierno de Mussolini llegó a retirar al embajador de Viena.

El día 25 de marzo el arzobispo de Viena comunicó que ni siquiera el Papa había logrado nada positivo, ni siquiera que los niños fuesen catequizados en su lengua materna. Entonces se sucedieron manifestaciones antiitalianas en el Tirol austriaco, cuya repercusión más inmediata fue la dureza italiana con los tiroleses.

En julio se quiso aprovechar el centenario de Schubert, que se celebraba en Viena, para una gran manifestación en favor del Anschluss, a pesar de que en Francia, Checoslovaquia e Italia fue interpretado desfavorablemente.

Poco después las heimwehren declararon que llevarían 40.000 hombres en una gran marcha hasta la localidad industrial de Wiener-Neustadt, a cincuenta kilómetros de Viena; y los socialistas se prestaron a llevar una suma aún mayor igualmente armada de manera ilegal.

El Gobierno de Seipel permitió ambas manifestaciones; pero envió a su vez 12.000 soldados armados, formó una barrera de alambre espinoso, y no se llegó a ningún percance sangriento gracias a una copiosa lluvia que evitó el conflicto y sus consecuencias.

En diciembre de 1928, cuando la paz interna se veía dificultada por los conflictos partidistas y las peculiares formas de entender la unidad con Alemania, siempre temida y prohibida, fue necesario el nombramiento de un nuevo presidente de la República.

Los pangermanistas votaron a Schober, el jefe de policía que había reprimido los desórdenes de 1927; los socialistas se abstuvieron; y los católicos vieron triunfar a su candidato, el católico Guillermo Miklas como presidente. Se aseguraba, pues, la permanencia de la inestabilidad.

Aunque desde el año 1922 el Gobierno austriaco prometía conservar la independencia del Estado si contaba con la ayuda económica exterior suficiente para hacer viable la República, los diversos Ministerios y el mismo presidente no perdieron la ocasión de afirmar a lo largo de estos años, y más en el período 1926-1928, con apoyo en la opinión pública del país, que Austria no era viable desde el punto de vista económico y que la única salida eficaz y permanente era la Unión, el Anschluss.

En 1925 Mussolini había dicho que no toleraría jamás el Anschluss; y en diciembre de 1928 A. Briand señalaba a Stresemann que la incorporación de Austria a Alemania no sería posible a causa del voto negativo de Francia en el Consejo de la Sociedad de Naciones; para añadir a continuación, según Renouvin, que si Alemania lo intentaba por la fuerza, significaría, sin ninguna duda, la guerra.



En menos de diez años, la crisis que había prendido en Wall Street, en el otoño de 1929, se contagió a toda la economía mundial y se aceleró especialmente en Europa central, y muy concretamente en Austria y Alemania. Los americanos habían invertido capitales muy importantes en la industria de estos dos países. Berlín y Viena eran, pues, las primeras etapas de la crisis financiera que provocó el golpe decisivo a la prosperidad europea posbélica.

Viena es, ciertamente, la plaza más frágil. La situación de las finanzas públicas era muy precaria, la organización bancaria bastante débil, y el Estado carecía de un espacio económico viable. En octubre de 1929, antes aún del crac de Wall Street, un gran banco vienés, el Boden Kredit Anstalt, amenazó quiebra a consecuencia de una política imprudente de préstamos a la industria financiada con depósitos a corto plazo de origen extranjero. Pudo ser evitada gracias a la colaboración del potente Osterreichische Kredit Anstalt, de la rama austriaca de los Rothschild.

Sin embargo, por falta de prudencia o por exceso de desconfianza, una iniciativa, o mejor, tentativa, de unión aduanera austro-alemana, en la primavera de 1931, destinada, según los financieros austriacos, a poner fin a las dificultades económicas, provocó su potenciación y empeoramiento. Generó una inquietud internacional y una retirada masiva de capitales extranjeros invertidos en Austria.

Al parecer, presiones francesas provocaron el colapso del Kredit Anstalt en mayo de 1931. Los franceses creyeron que la unión aduanera propuesta era una forma de cubrir la unión política y de resucitar la idea de la Mitteleuropa.

Como ya es juicio común, la quiebra del mayor banco de Viena fue el inicio de un torrente de catástrofes financieras que repercutieron en toda Europa central y llegaron a provocar la suspensión de los pagos del descuento privado de la banca alemana y la posterior caída del Darrnstädter Bank a mediados de julio. A partir de ahora se sucederá una crisis bancaria general: el Gobierno alemán deberá cerrar por dos días los bancos, suspender los pagos internos y exteriores y congelar los depósitos extranjeros.

Los capitalistas americanos trataban de evadir la amenaza lanzando al mercado los valores alemanes que todavía conservaban. Los negocios se paralizaron y las industrias experimentaron dificultades imposibles de subsanarse pese a la moratoria concedida por Hoover.

La crisis se extendió en Austria, Alemania, Rumania, Hungría y Gran Bretaña. "La propaganda de Hitler -afirma Wiskemann- explotó la situación al máximo".

A pesar de la crisis económica y de sus consecuencias en la organización social de la República, que supuso la caída de los precios agrícolas y el incremento del desempleo en las ciudades, y en Viena sobre todo, los años 29 y 30 se vieron marcados por un recrudecimiento de relaciones entre fascistas y socialistas. Aquellos, apoyados abiertamente por el Gobierno ahora presidido por Streeruwitz, que había sustituido a Seipel en el mes de abril.

El antisocialismo del nuevo presidente, pese a su moderantismo personal, era claro. En Viena se sucedieron desfiles de miles de fascistas y de socialistas; el príncipe Starhemberg escondía en su castillo armas y municiones que no eran requisadas por la policía; en Sankt-Lorenzen quisieron dos mil fascistas disolver un mitin socialista, y los agredidos, que iban armados, se defendieron a tiros. En la refriega murieron cinco personas.

A fines de 1929, tras la consiguiente crisis de Gobierno, que desembocó en una reforma de la Constitución para incrementar el poder del presidente de la República, se confió el Gobierno a Schober, con la esperanza de que fuese el verdadero salvador del país. Pero el problema del desarme de los partidos continuó sin resolverse, poniendo en peligro el porvenir de la nación.
A lo largo de 1930 se sucedieron las acostumbradas colisiones entre socialistas y fascistas. En el mes de abril fue el doctor Zimmerl, diputado católico y presidente de la Dieta de Viena, el que, potenciando la política de la heimwehr, organizó una masiva manifestación contra la municipalidad socialista y contra su política local.

Más de 20.000 católicos y nacionalistas recorrieron Viena sin provocar desorden; pero casi al mismo tiempo los principales jefes de las heimwehren publicaron un manifiesto afirmando que las maniobras de sus fuerzas, al mando del príncipe de Starhemberg, debían ser el inicio de una legalidad que las convirtiera en milicia nacional.

A partir de aquí, y pese a la oposición de Francia sobre todo, la heimwehr repetía constantemente sus afirmaciones de poder, sus enfrentamientos con los socialistas y el empleo indiscriminado de armas, de modo que el Gobierno se vio en la necesidad de mostrar su fuerza. El Cuerpo de Defensa de la República organizó el 14 de abril unas maniobras, con más de 40.000 hombres, con objeto de demostrar a los grupos fascistas que la República contaba con un contingente capaz de mantener el orden.

Tantas y tan repetidas manifestaciones inquietaban en Europa, y esta proclividad militar de los partidos políticos obligó a intervenir a la misma Sociedad de Naciones que se apresuró a mandar al doctor Schober una nota en que recomendaba el desarme por parte de todos los grupos en lucha.

La promesa del canciller de desarmar mediante el instrumento legal oportuno a los grupos o fuerzas ilegales enfrentó de inmediato a las heimwehren con el Gobierno, y más en concreto con el ministerio del Interior del doctor Schumy, que había tomado duras medidas para reprimir cualquier movimiento político revolucionario. Toda acción contra esta militarización fascista resultó inútil. El 25 de septiembre dimitía el gabinete de Schober, y el presidente de la República encargó al vicecanciller la formación de un nuevo Gobierno que quedó constituido cinco días después con la participación de católicos y de las heimwehren, cuyo comandante en jefe, el príncipe Starhemberg, se encargaba de la cartera del Interior.

En medio de una crisis económica y de un desorden social y político grande, los resortes del Estado quedaban en manos de la extrema derecha; y desde principios de septiembre comenzó a planearse el asalto revolucionario al poder.

El nuevo canciller, Herr Vaugoin, en sus años de ministro de la Guerra, había purgado al Ejército de todos los elementos republicanos, y en 1930 la mayoría de los oficiales eran monárquicos de corazón. La policía, tan fiel a la República, actuaba ahora bajo la dirección del príncipe Starhemberg y en la práctica servía a los objetivos de las heimwehren. Se anunciaron elecciones para el día 9 de noviembre y se mantuvo entre tanto un Gobierno católico-fascista dictatorial.
Pese a todo este prólogo y a la oportuna confiscación de los periódicos enemigos del bloque gubernamental, el resultado fue contrario a católicos y fascistas. Con una mayoría socialista de 72 escaños, frente a 66 católicos y ocho fascistas, además de 20 que ganó el grupo del doctor Schober, cayó el Gabinete de Vaugoin, y se mantuvo consiguientemente el enfrentamiento político partidista y la acción provocadora de las heimwehren: manifestaciones, marchas, incendios, etc., que influyeron pese a la inicial dureza del Gobierno.

El peor acontecimiento con que debió enfrentarse fue el atentado contra el rey Zogú de Albania, el día 12 de febrero de 1931, en el momento en que abandonaba el teatro de la Opera de Viena.

El delito, tramado por jefes del Ejército albanés en connivencia con extremistas austriacos, se juzgó en el mes de octubre, y los presuntos autores fueron condenados únicamente a siete y tres años de cárcel, síntoma de situación deteriorada.

De la suma de estos hechos, amén de la imposible unión aduanera con Alemania, ya descrita, surgió la crisis en medio del desastre financiero analizado. Las heimwehren supieron aprovechar la desesperada situación financiera para su actividad política.



Quizás sea una de las entradas más largas del blog, pero eso si, merece la pena leerla, y esto ha sido todo, cada uno que saque sus propias conclusiones , hasta aqui hemos llegado , pero quizás es el momento de reflexionar hacia donde vamos....

Y ya sabeis, como dijo el otro, si te debo 1000 libras tengo un problema, pero si te debo 1.000.000 el problema lo tienes tu.

http://www.telefonica.net/web2/sgm/Hitler_1922.jpg
http://www.allposters.com/-sp/Manhattan-New-York-1931-Posters_i291260_.htm
http://www.historycentral.com/rec/BlackFriday.jpg
http://www.gutenberg.org/files/19642/19642-h/images/p291.jpg
http://www.artehistoria.jcyl.es/batallas/contextos/3851.htm
http://illini-unam.blogspot.com/2008/07/grndungsfieber-la-quiebra-de-la-bolsa.html
http://img61.imageshack.us/img61/1128/19667510hp6.jpg
http://inmosfera.com/wp-content/crisis-inmobiliaria.jpg
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/e/e8/Panic_of_1873_bank_run.jpg/300px-Panic_of_1873_bank_run.jpg






URBANRES

5 COMENTARIOS:

Marije dijo...

Perdón, no tengo tiempo de leer todo el artículo que sin duda es muy interesante y espero hacerlo en otro momento, pero sólo en la entrada he encontrado dos faltas de ortografía de calado y claro, ando buscando páginas que encomendar a mi alumnado y ésta ya se me desvaloriza por ese simple hecho (con "h"). Ésta es la primera cosa que veo: "el echo edificatorio", y la segunda, por otra parte error muy extendido que incluso en TV y Radio se oye, es esl permite "preveer". El verbo es prever, ver antes, no preveer. Les agradecería que por el bien del idioma y de los jóvenes, o de cualquiera que pueda leer esto, lo corrijan para que no contribuyamos a difundir faltas de las que nuestra lengua está demasiado surtida. Espero no les siente mal, no lo hago con mala leche ni nada parecido sino guiada por mi mejor intención. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

You actuаlly maκe it sеem so
easy with your preѕentatiоn but I find this topic to bе аctually ѕоmething that І
thinκ I would nеver understand. Іt seems too comρlicateԁ and verу broad foг me.
I'm looking forward for your next post, I will try to get the hang of it!

Feel free to visit my homepage: search engine reputation management

Anónimo dijo...

Buen día,

Ofrecemos préstamos a personas en necesidad de asistente financiero con una baja tasa de interés del 2%. Con el fin de obtener un préstamo con esta empresa, puede decir la cantidad exacta de préstamo que necesita y el tiempo en el que usted puede pagar el préstamo. así que si interesada facilite amablemente su siguiente detalla válidos en contacto con nosotros con nuestros datos a continuación para que podamos proceder a enviarle nuestros términos y condiciones de crédito.

INFORMACIÓN DE PRÉSTAMO SE NECESITA:

nombre:
país:
Número de teléfono:
Cantidad necesaria como préstamo:
Propósito del Préstamo:
Duración del préstamo:
Ingreso mensual:
¿Ha solicitado préstamo en línea antes (sí o no)

NUESTRA EMPRESA CONTACTOS:

Empresa Representante: Obispo Elías
Empresa móvil: (+2348116241978)
Empresa E-mail: (bishopelijahloanfirm002@hotmail.com)
Lema de la empresa: Tu felicidad es nuestro premio por un buen servicio (conseguir su soporte financiero es todo lo que deseamos)

Atentamente,
Obispo Elías

Unknown dijo...

Hola Am señora Gina Campana, Somos un prestamista de préstamo legítimo y confiable. Damos préstamos en un términos y condiciones claras y comprensibles a la tasa de interés del 3%. Desde $ 2000 a $ 6.000.000 dólares, euros y libras solamente, Damos préstamos de negocios, préstamos personales, préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles y préstamos para pagar las facturas, o poner en marcha un negocio, si usted está interesado, contacta con nosotros con la información de préstamos en este correo electrónico: lendingkeyloanfunds@hotmail.com

Dios te bendiga.
Saludos,
La señora Gina Campana
E-mail: lendingkeyloanfunds@hotmail.com

Credit Financier Home dijo...

* Ofrece una tasa de préstamo de interés del 3%
* Seguro para empresario sin efectivo
* Garantía por dinero

Con un buen puntaje crediticio, Credit Financier Home ofrece préstamos colaterales y préstamos no colaterales a individuos o asociaciones de empresas o cooperativas con el propósito de beneficios industriales y personales.

Dirección de contacto:
Whatsapp: +15184181390
Correo directo
creditfinancierhome@gmail.com

Publicar un comentario

GRACIAS POR SEGUIR ACOMPAÑANDONOS : ESPERAMOS TU OPINION

NO TE VAYAS TODAVIA, AUN HAY MAS

ARRIBA