URBANRES 2018

lunes, 21 de septiembre de 2009

SARKOZY VS VILLEPIN : DUELO EN FRANCIA : SARKOZY VS VILLEPIN : BATTLE IN FRANCE : SARKOZY CONTRE VILLEPIN : BATTLE EN FRANCE : 萨尔科齐与德维尔潘:法国战役

El ex primer ministro francés Dominique De Villepin ha atacado duramente al acutal presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en su declaración ante el juez por el caso Clearstream. "Estoy aquí por la voluntad de un hombre, estoy aquí por el ensañamiento de un hombre, Nicolas Sarkozy, que es además el presidente de la República francesa. Saldré libre y limpio en nombre del pueblo francés", ha afirmado el ex dirigente francés a su llegada al Palacio de la Justicia. "Mi lucha es la lucha de todos los que han sido víctimas del abuso de poder", ha añadido.



Sobre De Villepin pesan cargos por haber utilizado supuestamente listas de cuentas bancarias falsificadas de la institución financiera luxemburguesa Clearstream para hacer recaer sospechas sobre su rival Sarkozy de estar involucrado en una trama de blanqueo de dinero y corrupción. El ex primer ministro conservador podría ser condenado a una pena de hasta cinco años de cárcel y a una multa de 375.000 euros, una amenaza suplementaria es que este juicio suponga el fin de su carrera política.

Por su parte, De Villepin acusa a Sarkozy de haber instrumentalizado la Justicia, para apartarle de la lucha electoral por la presidencia en 2012. Debido al escándalo la candidatura del ex primer ministro ya había quedado descartada en 2007. El proceso que durará un mes discurre en una "atmósfera de guerra total" entre Sarkozy y De Villepin, comentó el canal de noticias France Info.

Los abogados de Villepin exigen al tribunal que Sarkozy no sea admitido como querellante, porque como jefe de Estado posee funciones de juez y puede incidir en partes de la Justicia. Como presidente del Consejo Superior de la Magistratura (Conseil Supérieur de la Magistrature CSM en francés) Sarkozy decide también sobre las designaciones y sanciones de los jueces.

El abogado de Sarkozy Thierry Herzog se opuso a la exigencia de la defensa. Al igual que cualquier víctima de actos punibles el presidente puede "hacer valer sus derechos", dijo Herzog al diario France Soir. Sarkozy quiere "saber la verdad: ¿Quién puso los nombres en la lista? ¿Cuándo? ¿Y, por qué?". De Villepin presuntamente alentó al entonces vicepresidente del consorcio aeronáutico europeo EADS Jean- Louis Gergorin a entregar la lista falsificada.

El escándalo Clearstream antes de la elección de Sarkozy como presidente en 2007 sacudió considerablemente el segundo mandato del presidente Jacques Chirac. De Villepin fue el estratega principal de Chirac y el designado a ser su sucesor.

Chirac había apartado a Sarkozy temporalmente del gobierno, aunque le volvió a integrar en su gabinete debido a su fuerte posición en el partido en el gobierno UMP. "Nicolas Sarkozy nunca pensó que el presidente Chirac pudiese estar involucrado directa o indirectamente en este caso", señaló Herzog. Al principio se abrieron investigaciones contra empresas armamentísticas por el pago de sobornos en valor de 500 millones de euros para la exportación de armas.

En 2004 llegaron a manos de los investigadores listas de cuentas bancarias de la institución financiera Clearstream, en las que figuraban los nombres como el del alto directivo Alain Gómez (Thomson CSF) y Philippe Delmas (Airbus) además de mafiosos rusos, artistas y políticos, entre ellos el actual ministro de Interior Brice Hortefeux, el actual director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, y también estaba el nombre en clave de Sarkozy. Los servicios secretos pronto desenmascararon la lista que estaba falsificada para implicar a Sarkozy. De Villepin, entonces no hizo nada como primer ministro y titular de la cartera de Interior para exculpar a Sarkozy. Él argumentó que estaba convencido de la autenticidad de la lista. Ahora De Villepin podría ser condenado a cinco años de prisión y le podría ser retirado su derecho a votar.

También están inculpados el informático Imad Lahoud, que falsificó las listas de cuentas bancarias por orden de Gergorin y con el conocimiento de De Villepin, según admitió. Eso sucedió en la oficina de uno de los funcionarios de los servicios secretos en el Ministerio del Interior. Además están imputados un interventor de fondos, que había sustraído la lista original en la que sólo aparecían institutos financieros. También un periodista que investigaba sobre Clearstream y que había filtrado ese documento auténtico a los medios.


El juicio que se ha iniciado a primera hora de la tarde aparece como un capítulo estelar en la larga rivalidad entre un Villepin ahora apartado de la escena política y un Sarkozy que se ha constituido en acusación particular porque dice querer que se aclare quién y cómo pretendieron obstaculizar su carrera a la jefatura del Estado.

La clave del sumario son unos ya famosos listados de titulares de cuentas en la sociedad de pagos Clearstream, en la que aparecía el padre de Sarkozy, pero también otros responsables políticos -tanto de derechas como de izquierdas-, industriales, directivos de medios de comunicación e incluso la actriz y modelo Laetitia Casta.

Unos listados que se filtraron a la prensa en el verano de 2004 y que pronto se revelaron falsos, con la sospecha de que se habían fabricado para desprestigiar a quienes allí aparecían, asociados con comisiones ilegales de una venta de fragatas a Taiwán a comienzos de los años 90.

La dimensión política del caso viene por el hecho de que Villepin, que tenía conocimiento de esos listados antes de que se hicieran públicos, encargó que los investigara al general de los servicios secretos Philippe Rondot a comienzos de 2004, cuando era ministro de Exteriores, y sobre todo que lo hizo de espaldas a Sarkozy, al que no advirtió de nada.

Algo que ocurrió cuando las ambiciones de Villepin en la cúpula del Estado se enfrentaban con las de Sarkozy, que no escondía sus pretensiones de llegar a presidente.



0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

GRACIAS POR SEGUIR ACOMPAÑANDONOS : ESPERAMOS TU OPINION

NO TE VAYAS TODAVIA, AUN HAY MAS

ARRIBA